Definición
Los pisos pegajosos hacen referencia a las mujeres con bajos niveles socioeconómicos y educativos, cuya inserción laboral es escasa y precaria.

Dato

> En Argentina, el 10% de las madres tienen entre 15 y 19 años. El 30% de las jóvenes que abandonan la escuela lo hacen por embarazo o maternidad y el 56% de las madres adolescentes están inactivas laboralmente. (Plan ENIA).

> El 14% de las mujeres trabajan en casas particulares. Como efecto de la cuarentena por COVID-19 el empleo en casa particulares evidenció un descenso de cerca de 2 puntos porcentuales que aún no se pudo recuperar. Esto pone en evidencia la debilidad de los lazos laborales de las mujeres que se desempeñan en esa actividad (INDEC, EPH 3° Trimestre 2021).

> El 98,1% de las personas que trabajan en casas particulares son mujeres. De ellas, solo el 24% están registradas, este porcentaje es del mismo orden que los registros históricos de las trabajadoras en casas particulares. Durante el 2020, al descender la proporción de trabajadoras no registradas aumentaron las empleadas de casas particulares con registro en la seguridad social. En la última medición, no se recuperan los niveles de ocupación, pero igual desciende la tasa de registro en la seguridad social (INDEC, EPH 3° Trimestre 2021).

> Del total de mujeres ocupadas, casi el 40% se encuentra en condiciones de informalidad (son empleadoras o trabajadoras en empresas de menos de 5 empleados, trabajan por cuenta propia o en el servicio doméstico, o son trabajadoras sin salario). El 31% de las mujeres asalariadas no cuenta con aportes jubilatorios por parte de su empleador/a. Durante la pandemia se redujo en gran medida el empleo no registrado tanto entre los varones como entre las mujeres. Estos/as trabajadores/as dejaron de tener y buscar empleo, lo que quiere decir que en 2020 aumentó la inactividad (entre las mujeres, 11 puntos porcentuales). Pasada la pandemia, la actividad y el empleo crece nuevamente tanto para los varones como para las mujeres (INDEC, EPH 3° Trimestre 2021).

Corresponsabilidad

Las instituciones tienen el potencial de revertir la trama de la desigualdad laboral. El Estado, las empresas y los sindicatos pueden cumplir un rol fundamental en la búsqueda de una sociedad más justa y equitativa.

¿Qué se puede hacer desde...?

> Implementar de manera efectiva la Ley de Educación Sexual Integral (ESI) en todo el territorio nacional.
> Desarrollar un sistema integral de cuidado y diseñar estos servicios tomando en cuenta las necesidades y horarios de las personas que trabajan.
> Promover la valorización y formalización de los trabajos altamente feminizados, sobre todo del servicio doméstico.
> Promover y fortalecer a las pequeñas y medianas empresas, donde hay alta presencia femenina.
> Garantizar el cumplimiento de la ampliación de las licencias por paternidad en el Empleo Público y de la implementación de licencias a progenitores no gestantes.

> Contratar mujeres en puestos con bajos requerimientos educativos pero de calidad como transporte, limpieza, maestranza, seguridad y otros servicios.
> Sensibilizar para eliminar los sesgos del personal de contratación y de toda la organización en relación a la preferencia de un género para determinados sectores o puestos.
> Subsidiar servicios de guardería para empleados y empleadas en todos los niveles jerárquicos.
> Otorgar beneficios que apoyen el equilibrio entre la vida personal y laboral de todas las personas empleadas, como horarios flexibles, empleos part-time, teletrabajo cuando es posible. Tener consideraciones especiales para las personas con alta carga de cuidado.
> Implementar protocolos para la eliminación de la violencia y el acoso en el entorno laboral.
> Implementar protocolos para acompañar los casos de violencia doméstica.

> Incluir en los convenios colectivos el compromiso/declaración con la igualdad de género y fijar metas para la incorporación de mujeres y comunidad LGBTIQ+ en sectores altamente masculinizados.
> Establecer en los convenios colectivos beneficios para que las mujeres madres puedan conciliar mejor el trabajo y el cuidado en los primeros años de vida de sus hijos/as.
> Establecer en los convenios colectivos licencias de paternidad extendidas.
> Establecer en los convenios colectivos licencias por enfermedad de familiar para empleados y empleadas para evitar que la carga de cuidado siempre recaiga en las mujeres.
> Implementar protocolos para la eliminación de la violencia y el acoso en el entorno laboral.